miércoles, mayo 29, 2024

Entrevista a Juan Manuel Hueso, Presidente SECCIF

Luis Montes
Luis Montes
Periodista especializado en Ciberseguridad, Tecnología y Peritaje Informático

Juan Manuel Hueso es una figura prominente en el mundo de la criminología y la seguridad en España. Graduado en Criminología y Ciencias de la Seguridad, y con un Máster Profesional en Intervención Delictiva y Persecución Penal, su trayectoria profesional abarca roles significativos desde Director de Seguridad en una instalación nuclear hasta docente en la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Además, como responsable del área de seguridad en CISEG y productor del podcast «Curiosidad Criminal», Juan Manuel no solo aplica sus conocimientos en el campo, sino que también contribuye a la difusión del saber criminológico. Presidente de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses (SECCIF) y socio fundador del Consejo Nacional de Estudiantes de Criminología (CONESCRIM), su labor no solo refuerza la seguridad, sino que también inspira a futuros profesionales del sector.

En esta entrevista para Tecfuturo, exploraremos con Juan Manuel los desafíos contemporáneos de la criminología, la seguridad y cómo su experiencia ha moldeado su visión de la disciplina.

Pregunta: ¿Cómo comenzó su interés en la criminología y qué le motivó a especializarse en seguridad y derecho penal?

En mi caso, mi trayectoria profesional ha estado siempre ligada a la seguridad en diferentes ámbitos, desde el ámbito operativo encaminado a la protección de personas e instalaciones a la gestión de la seguridad. El hecho de decantarme por estudiar criminología fue una decisión que tomé hace años, ya que me parecía que eran los estudios perfectos para complementar mi formación y sería un aliado perfecto para mi trayectoria profesional en el mundo de la seguridad. Que la criminología se encargue de estudiar a lo que rodea al: delito, la víctima, el delincuente y el control social, es un plus para quienes nos dedicamos al mundo de la seguridad y viceversa. Para quienes se hayan decantado por estudiar criminología y luego quieran encaminar sus pasos a la seguridad le dará un plus muy importante y que cada se valora más.

Pregunta: Con base en su amplia experiencia, ¿Cómo ha observado que la introducción de la tecnología ha transformado las prácticas en criminología?

La tecnología es un complemento que cada vez está más instaurado en nuestra sociedad en todos los ámbitos, es más hoy en día no entenderíamos nuestra vida sin la tecnología. En el caso de la criminología, llevada a la práctica nos encontramos con un hándicap en cuanto a salidas laborales se refiere, por lo que el criminólogo debe “inventarse”, me explico, cuando terminamos la carrera no hay unas plazas que cubrir, sino que debemos ser nosotros, los criminólogos, los que tenemos que explicar a las empresas que, aunque no sabían que existíamos, pero que una vez que conozcan lo que podemos aportar “no podrán vivir sin nosotros”. En el ámbito de las tecnologías nos encontramos un crimen que se ha adaptado al medio y cada vez hay más delitos a través de ellas. Por lo tanto, tenemos que adaptarnos y aportar nuestro granito de arena a su prevención, detección y perfilación de ciberdelitos y ciberdelincuentes.

Pregunta: En su rol como director de seguridad en el sector nuclear, ¿Qué desafíos únicos enfrenta en términos de criminología y seguridad operacional?

El sector nuclear es un sector muy importante para el país, ya que gracias a él conseguimos cubrir las necesidades de consumo eléctrico que tiene el país, que si finalmente se termina por eliminar generará una carencia en electricidad, por otro lado, cada vez más demandada que nos obligará a depender de terceros, como Francia, país vecino que sí ha apostado por este tipo de energía. Y ya hemos visto lo que supone depender de terceros, como vimos con los componentes electrónicos o incluso las mascarillas, pero este es un debate para otro momento, pero que me parecía interesante comentar antes de contestar la pregunta. En términos de seguridad, estamos frente a un sector que ya no solamente se debe proteger por el riesgo que puede entrañar por la importancia que tiene en el desarrollo del país, sino porque es un tema muy sensible que cualquier problema que afecta a la seguridad genera una alarma social. Por lo tanto debemos actuar aportando una seguridad integral y la criminología en seguridad aporta a fortalecer diferentes aspectos, desde la redacción de informes a la capacidad cuestionadora, pasando por un conocimiento multidisciplinar que colabora a dotar en mayor medida esa seguridad integral.

Pregunta: ¿Cómo se integra la inteligencia artificial en las investigaciones criminológicas actuales y qué impacto tiene en los resultados?

La inteligencia artificial es un complemento que bien usado, permite ahorrar tiempos en determinadas investigaciones. Para analizar datos y discriminar informaciones nos ayuda en gran medida, yo lo comparo como al inicio de las primeras computadoras, pero por supuesto es un salto exponencial el que se ha dado con la IA. Como cualquier herramienta, si se usa bien, puede ayudar, pero si se usa mal puede ayudar a los “malos” a realizar delitos. Ya estamos viendo como se empieza a usar para suplantar voces, imágenes de personas, etc.

Pregunta: ¿Qué estrategias considera más efectivas para combatir las nuevas técnicas de crimen que utilizan tecnologías avanzadas como la IA?

Puede parecer una obviedad, pero el sentido común diría que es técnica más básica y elementar. Después hay que analizar correctamente las informaciones, cuestionar, realizar una buena observación y utilizar herramientas que nos permitan diferenciar si estamos ante datos, veraces o no, vengan en el formato que vengan (documentos; imágenes; vídeos; e-mail; webs; etc.). Pongamos un ejemplo: hace un par de meses saltó la noticia de que un empleado de una empresa financiera de Hong-Kong había sido estafado transfiriendo 23,7 millones. Para realizar la estafa usaron tecnología deepfake, haciéndose pasar por el director financiero y otros compañeros en una videoconferencia. El empleado recibió un mensaje que supuestamente procedía del director financiero y le solicitaba hacer una transferencia monetaria en secreto, esto le hizo sospechar y pensar que era una estafa, pero al tener la videollamada terminó “picando”. Si en ese momento que le empezó a parecer extraño hubiera tomado alguna precaución, quizá no habrían culminado el robo. Es cierto que cada vez las imágenes desarrolladas con tecnologías son más difíciles de diferenciar de las reales de la realidad, pero aplicar el sentido común además de otras medidas, puede tener consecuencias dramáticas.

Pregunta: Desde su experiencia docente, ¿Qué aspectos cree que son cruciales para enseñar a los futuros criminólogos sobre la aplicación de la inteligencia artificial en la seguridad?

Lo cierto es que las universidades, por desgracias, tienen bastantes problemas para cambiar temarios o incluir nuevas asignaturas en sus programas educativos, la burocracia es otro de los males de nuestra sociedad. Pero se van implementando sobre todo estudios complementarios postgrado, tipo Máster o similares, incluyendo conocimientos en aplicación de las tecnologías en criminología. También he de decir que muchos de esos estudios se orientan a carrera tecnológicas, como informática y cuesta que un criminólogo pueda acceder a algunos de ellos. Una cosa es el tema de la seguridad de sistemas informáticos y otra lo que podríamos llamar el cibercriminólogo. Un cibercriminólogo se encargará de realizar todo lo que ocurre en torno a la fenomenología criminal, buscará las causas, las consecuencias. Digamos que buscará el lado más humano del delito, estudia el comportamiento del delincuente, posibles patrones, motivaciones. El carácter multidisciplinar le ayuda a identificar elementos sociológicos, psicológicos, etc. Mientras que un informático se quedará más centrado en lo que son los conocimientos en tecnología propiamente dichos. Debemos cada vez más a implementar equipos interdisciplinares.

Pregunta: Integración de Expertise Práctica en Peritajes: En su experiencia, ¿Cómo valora la importancia de integrar conocimientos prácticos específicos de los juzgados en los peritajes que realizan los criminólogos? ¿Cree que hay áreas de mejora en cómo los criminólogos pueden aplicar sus conocimientos teóricos en entornos judiciales reales?

No soy un experto en la materia, ya que más allá de los conocimientos teóricos que he adquirido con el estudio, nunca los he llevado a la práctica, pero por experiencias de compañeros puedo decir que las pericias que hacen generalmente los criminólogos son de gran calidad, ya que no solo es importante hacer un buen peritaje, sino plasmarlo en el correspondiente informe. El informe criminológico es una herramienta que si se aplica correctamente puede ser la que marque la diferencia hacia un lado u otro en la decisión del tribunal. Y otra parte importante, es algo realmente importe el conocimiento práctico, el profesional que tiene el conocimiento práctico y además sabe llevarlo correctamente al informe será quien acabe “ganando la batalla”. Por supuesto que hay muchos aspectos que mejorar, quizá porque suelen ser cosas que no se enseñan habitualmente en las universidades como puede ser oratoria o redacción. Saber expresarse en público y saber cómo dirigirse al tipo de público es algo que no suele enseñarse a los criminólogos y que es crucial. Lo mismo ocurre con saber redactar correctamente, esto es algo más habitual, pero tampoco está tan generalizado como sería deseable.

Pregunta: Desafíos Específicos en el Peritaje Judicial: Basado en su extensa carrera, ¿Cuáles son algunos de los desafíos más comunes que enfrentan los criminólogos al realizar peritajes en el contexto judicial? ¿Cómo cree que la experiencia directa en los juzgados puede ayudar a superar estos obstáculos?

Como decía anteriormente no es mi ámbito de trabajo, pero por lo que conozco de otros colegas, los desafíos podríamos decir que son, por un lado, que no se nos conoce tanto como a otros profesionales y no se suele contar habitualmente con nosotros para hacer peritajes. Por otro la propia falta de contacto con los juzgados que suelen tener muchos de los egresados de muchas universidades, sería necesario, como sí hacen algunas, tener unas prácticas que pongan al criminólogo en situación. De esta manera al tener esa práctica, ayudaría a desenvolverse con mayor soltura al intervenir como peritos en un proceso judicial.

Pregunta: Contribución de Expertos en Juzgados a la Criminología Práctica: Considerando mi experiencia en los juzgados y mi conocimiento detallado de los procesos judiciales, ¿Cómo cree que podría contribuir de manera más efectiva al equipo de peritajes en su organización? ¿Hay algún proyecto específico donde vea que mi perfil podría ser particularmente beneficioso?

En general y volviendo al trabajo de equipos interdisciplinares, bajo mi humilde opinión los bufetes de abogados deberían contar criminólogos, no es que les vayan a quitar el puesto, faltaría más, sino que lo pueden completar y darle un plus. La principal aportación vendría de la mano del informe criminológico que hemos citado anteriormente. Gracias a este informa nos va a permitir dar una visión mucho más amplia y completa ya que, irá más allá del análisis penal y aportará un análisis incluyendo: psicología, medicina legal y forense, criminalística, sociología, antropología, y por supuesto derecho, entre otras. Al mismo tiempo dará asesoramiento a los abogados, dándoles una visión más holística de todo lo que rodea al caso, dándole herramientas para comprender mejor los hechos y circunstancias que rodean al caso.

Y si la pregunta es más en primera persona y nos preguntas cómo encajaría tu perfil en SECCIF, te puedo decir que tenemos profesionales no solo de la criminología, sino de todo lo relacionado con las ciencias forenses, para que os hagáis una idea tenemos hasta podólogos forenses, entre otros. Así que cualquier profesional que quiera unirse a nosotros será bienvenido y podrá enriquecernos y enriquecerse (a nivel de conocimientos).

Pregunta: ¿Podría compartir un caso o experiencia donde la tecnología jugó un papel decisivo en la resolución de un crimen?

La vedad que hay muchos casos, la tecnología en diferentes ámbitos a ayudado a resolver casos, incluso antiguos. Algún ejemplo que me viene a la memoria podría ser el uno, en el que un sheriff de Carolina del Sur (Estados Unidos) resolvió el asesinato de un niño, 35 años después de su muerte gracias a la aplicación de nueva tecnología para reevaluar la evidencia física de la escena del crimen y la autopsia. Permitiendo arrestar a los padres del niño como autores. Otro que nos pilla más cerca, fue la captura de los asesinos de un capo colombiano de la droga que asesinaron en el hospital madrileño del XII de Octubre. En este caso, la tecnología vino de mano de las cámaras del hospital y la colaboración del personal de seguridad privada del mismo, junto con la triangulación de los teléfonos móviles de los sicarios. La tecnología hoy en día es una herramienta más en la prevención y actuación sobre el crimen.

Pregunta: En su opinión, ¿Cuáles son las mayores barreras éticas y prácticas que los criminólogos enfrentan al implementar nuevas tecnologías como la IA?

La IA es una herramienta relativamente nueva, pero que como decíamos al principio se puede utilizar para facilitar el trabajo de muchos ámbitos, incluido el criminológico. Dentro de eso, como con el resto de herramientas, debe entrar en juego el código deontológico, la buena praxis de los profesionales y por supuesto el cumplimiento de las leyes. Fue una noticia muy comentada que el pasado mes de diciembre, el Consejo y el Parlamento Europeo alcanzó un acuerdo provisional sobre el el primer Reglamento de Inteligencia Artificial (IA). Se trata de la primera legislación al respecto a nivel mundial que va a marcar un poco las directrices en este aspecto. Con ella se pretende garantizar que los sistemas de Inteligencia Artificial utilizados en la Unión Europea sean seguros y respeten los derechos de los ciudadanos. Y también facilitar la inversión y la innovación en el ámbito de la IA en Europa. En contra podemos decir que en un entorno globalizado, que los delitos en el ámbito ciber pueden venir de cualquier punto del planeta, que si en aquel punto no hay legislación, será complicado imponer penas. Más o menos, como poner puertas al campo.

Pregunta: Como Presidente de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses, SECCIF, ¿qué iniciativas están promoviendo actualmente para avanzar en el campo de la criminología y las ciencias forenses en España respecto a la Inteligencia Artificial?

Lo cierto es que desde SECCIF estamos apostando por adaptarnos a la actualidad que marcan los tiempos y desde haber pasado nuestra revista Quadernos de Criminología (QdC) a un formato digital, que además el primer número con este formato llevó una portada hecha con IA, hasta participar en la divulgación, como hicimos recientemente en las II Jornadas Criminología y Ciberseguridad organizadas en la Universidad de Salamanca, donde hablamos del Ciberperfilado Criminológico Aplicado a la Investigación Policial de la mano de nuestro querido José Mª Otín y en el futuro tenemos más proyectos, que aún no están definidos, pero obviamente la IA, como el resto de las tecnologías el algo que creemos que hay que conocer y aplicar.

Pregunta: ¿Qué habilidades adicionales deben desarrollar los criminólogos para mantenerse al día con los cambios tecnológicos en su campo?

Hace años cualquier profesional realizaba unos estudios y prácticamente no volvía a reciclarse a lo largo de su carrera, más que en temas puntuales. Hoy en día, cualquier profesional que se precie debe estar en constante evolución y aprendizaje y los criminólogos no somos menos. Solamente pensemos en los cambios que ha sufrido el Código Penal en los últimos tiempos y por supuesto la tecnología. Pensemos en los móviles de hace 10 años y en los que tenemos ahora, nada que ver. Con este ejemplo vemos claro que no podemos estancarnos y que debemos continuar atentos a los cambios que se van produciendo, especialmente porque el crimen no descansa.

Pregunta: Mirando hacia el futuro, ¿Cuáles son los próximos grandes cambios que anticipa en el campo de la criminología y cómo se está preparando para ellos?

La criminología está como quien dice en pañales, está empezando a salir del cascarón, tenemos un gran reto por delante que es conseguir que se vaya implementando la figura del criminólogo en diferentes salidas laborales. No está siendo fácil, pero vamos consiguiendo pasos. Como me preparo para los cambios, por una parte, reciclándome constantemente y por otro lado creando sinergias y acuerdos de colaboración. El camino hacia una visibilidad y posicionamiento de la criminología no se puede conseguir en solitario, debemos unirnos todos los profesionales, las diferentes asociaciones, colegios profesionales, etc. Y de esta forma aunar esfuerzos y conseguir una meta común.

Pregunta: Finalmente, ¿Qué consejos le daría a alguien que está considerando una carrera en criminología y ciencias de la seguridad?

Que antes de matricularse sepan realmente qué es la criminología, por desgracia aun nos encontramos a alumnos que se piensan que van a ser como el CSI o algo así y eso no es criminología. Que una vez lo tengan claro apuesten por ella, que sean proactivos y no esperen a que nadie les saque las castañas del fuego, que trabajen desde el minuto uno en colaborar a que esta disciplina tenga el hueco que merece en el mundo laboral. Que se integren en alguna asociación, colegio, y desde el minuto uno, verán que eso les puede ayudar a tener las cosas más claras y avanzar hacia su futuro profesional. Y para finalizar que, si han leído esta entrevista y quieren saber más, que contacten conmigo y estaré encantado de poder ayudarles.

Muchas gracias por la entrevista

 

Publicidad
Publicidad

Lo más leido