miércoles, mayo 29, 2024

Fases fundamentales en la actuación profesional de un perito informático

Angel Bahamontes
Angel Bahamonteshttps://antpji.org/
Presidente de la Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos

La actuación profesional de un perito informático, especialmente en el ámbito judicial o de la consultoría especializada, se estructura en varias fases fundamentales que garantizan la calidad y eficacia de su trabajo. Estas fases son críticas para asegurar que el perito aporta valor a la investigación o litigio en el que participa, y que su contribución es relevante, precisa y conforme a los estándares profesionales y legales. Las fases fundamentales son:

Entrevista con el cliente y Aceptación del Encargo

  • Análisis Preliminar: Evaluación inicial del caso para determinar si está dentro del ámbito de especialización del perito y si puede aceptarlo ética y legalmente.
  • Compromiso de Actuación: Formalización del acuerdo, estableciendo claramente el alcance, objetivos, plazos y honorarios del servicio.

Recolección y Análisis de la Información

  • Recolección de Datos: Obtención de toda la evidencia digital y documentación necesaria de manera forense, asegurando su integridad y autenticidad.
  • Análisis Forense: Examen detallado de la evidencia recopilada utilizando técnicas y herramientas forenses especializadas.

Elaboración del Informe Pericial

  • Análisis y Síntesis de la Información: Procesamiento de la información analizada para extraer conclusiones objetivas y fundamentadas.
  • Redacción del Informe: Elaboración de un documento que detalle los hallazgos, metodología, análisis realizado y conclusiones, presentado de manera clara y comprensible para los no especialistas.

Ratificación y Defensa del Informe

  • Ratificación: Presentación formal del informe pericial ante la autoridad competente o las partes interesadas.
  • Defensa del Informe: Disponibilidad para explicar, ampliar y defender los hallazgos y conclusiones del informe durante el proceso judicial o en cualquier instancia requerida.

Seguimiento y Actualizaciones

  • Actualizaciones del Caso: En algunos casos, puede ser necesario revisar el informe pericial a la luz de nueva evidencia o información que surja.
  • Consultoría Post-Litigio: Asesoramiento adicional o aclaraciones sobre el informe entregado, según se requiera.

Consideraciones Éticas y Profesionales

A lo largo de todas estas fases, el perito informático debe adherirse a principios éticos y profesionales, incluyendo la confidencialidad, la objetividad y la imparcialidad. La integridad del proceso pericial depende de la adhesión estricta a estos principios, así como del conocimiento actualizado en las áreas tecnológicas relevantes.

Este marco no solo asegura una actuación profesional ética y eficaz por parte del perito informático, sino que también refuerza la confianza en las conclusiones periciales dentro del ámbito judicial y entre las partes involucradas.

Desarrollaremos las Fases, punto por punto

En esta primera publicación desarrollaremos la fase 1.

Fase 1: Entrevista con el Cliente

La primera interacción entre el perito informático y el cliente es una etapa crítica que sienta las bases para una colaboración profesional eficaz. Durante esta fase inicial, el perito adopta el rol de asesor técnico, enfocándose meticulosamente en recabar toda la información pertinente sobre el caso. La estructura de esta entrevista debe ser cuidadosamente planificada, destacando la importancia de la paciencia y la habilidad para formular preguntas precisas que permitan al perito obtener una comprensión clara de los hechos y determinar qué evidencias son cruciales para investigar. Los aspectos clave de esta etapa incluyen:

  • Establecimiento de Confidencialidad: Es esencial comunicar al cliente la importancia de mantener la confidencialidad, la honestidad, y la privacidad del caso, asegurando que no se divulgará información a terceros sin autorización.
  • Comprensión del Contexto: El perito debe escuchar atentamente para entender completamente el contexto del incidente informático, abarcando la naturaleza del caso, su ejecución, el momento en que ocurrió, y los objetivos esperados del informe pericial. Adoptar una actitud empática y aseguradora puede motivar al cliente, fomentando una comunicación abierta y detallada.
  • Evaluación de la Evidencia Existente: Es crucial analizar las evidencias disponibles hasta el momento, lo que puede incluir documentación o registros de actividades proporcionados por el cliente, desde una perspectiva tanto técnica como legal.
  • Identificación de Evidencias Adicionales Necesarias: Dado que las evidencias cibernéticas pueden ser volátiles, es importante identificar cualquier información adicional requerida para la investigación, estableciendo un método seguro para su extracción que garantice la cadena de custodia.
  • Acuerdo sobre Honorarios: Antes de proceder, es fundamental acordar los honorarios del perito, asegurando que sean justos y estén en línea con la complejidad del caso. Se recomienda cobrar un porcentaje del trabajo por adelantado, conforme a las prácticas habituales de otros profesionales.
  • Transparencia y Confianza: Generar confianza desde el inicio es crucial. El perito debe ofrecer una total transparencia sobre sus tarifas y proporcionar un presupuesto detallado por escrito antes de la contratación, incluyendo todos los gastos previstos.

Documentación Requerida: El perito debe solicitar al cliente la siguiente documentación, que es vital para la investigación:

  • Titularidad y autorizaciones de los dispositivos, sistemas de telecomunicaciones y sistemas involucrados.
  • Copias de comunicaciones vinculadas al incidente, como correos electrónicos, mensajes de texto y capturas de pantalla.
  • Información sobre los sospechosos o personas implicadas.
  • Copias de contratos o acuerdos relacionados con el sistema informático o incidente.
  • Copias de denuncias previamente realizadas.
  • Cualquier otro documento que el perito considere relevante para el análisis del caso.

Esta fase inicial es determinante para establecer una relación de confianza y profesionalismo entre el perito y el cliente, asegurando una base sólida para el éxito de la investigación pericial.

Publicidad
Publicidad

Lo más leido